jueves, 27 de agosto de 2020

HIPOGALACTIA

 ¿Qué es la hipogalactia?

Es la baja producción de leche. Por su significado. Pero aquí la cuestión es si es real o no.

Porque muchas mamás tienen la sensación de tener poca leche (hipogalactia) pero es simplemente por una diferencia entre las expectativas y la realidad. O puede que tengan una percepción de poca producción por otros motivos.

A veces sí es verdad que están produciendo poca leche, pero porque hay interferencias de las que no se están dando cuenta casi seguro, y en el momento en que esas interferencias desaparecen, aumenta la producción. Esto sería una hipogalactia secundaria, y por tanto reversible. No es una hipogalactia verdadera.

Porque casos verdaderos de hipogalactia, sin que sea una falsa percepción y sin que haya una interferencia, hay realmente muy pocos.

HIPOGALACTIA SECUNDARIA-producida por causas reversibles

¿Cuáles son esas interferencias de las que hablo? (Interferencias que causan hipogalactia secundaria)

  • El chupete, porque puede hacer que el bebé gaste calorías y se canse chupando un objeto del que no sale nada. Y luego a la teta no le queda fuerza.
  • El biberón, ese biberón de apoyo, de ayuda o como lo queramos llamar. Si le damos un biberón después de la toma (o antes) porque nos parece que se queda con hambre, es una cantidad que dejo de producir para la siguiente toma. Un biberón es el camino a otro biberón, un círculo vicioso que hace descender muy rápidamente la producción.
  • El reloj, porque hacer tomas mirando el reloj es un error. No hay que esperar equis tiempo entre tomas ni estar equis tiempo en cada pecho. La lactancia es a demanda, es decir, sólo el niño sabe cuánto quiere comer y cuándo. Pueden pasar diez minutos desde que terminó, o pueden pasar dos horas… sólo él sabe cuándo tiene hambre.
  • La distancia. A la hora de dormir por ejemplo, si no colechamos es muy probable que nos saltemos tomas simplemente porque no sentimos al bebé tan cerca y estamos menos atentos a sus señales. O si hay una separación por causas médicas u otras…
  • Los comentarios y consejos de nuestros allegados. Que no son con mala fe (normalmente, que hay de todo…) pero pueden llegar a hacer mucho daño, sobre todo en el estado tan sensible en el que nos encontramos después del parto, ocurriendo más si cabe en el post-parto del primer hijo.

Pero todas estas causas de hipogalactia secundaria pueden desaparecer, y por tanto podemos recuperar la lactancia. Todas tiene solución, se puede arreglar. (Lee aquí cómo relactar)

FALSA HIPOGALACTIA

Antes de hablar de la verdadera hipogalactia, hay que comentar un par de casos que pueden parecer hipogalactia pero no los son, o más bien esa hipogalactia es pasajera, temporal.

En mujeres diabéticas, en mujeres obesas y en mujeres con ovario poliquístico, puede retrasarse la lactogénesis o subida de la leche. Y eso puede hacernos pensar en hipogalactia. Pero suele ser temporal, sobre todo si no se interviene con interferencias de las arriba comentadas. Es recomendable en estos casos tener un buen apoyo profesional para explicar a la madre cómo solucionarlo.

VERDADERA HIPOGALACTIA

Entonces, ¿la verdadera hipogalactia cuándo ocurre?

  • Retención de placenta. A veces ocurre tras el parto.
  • Síndrome de Seehan, que es una hemorragia severa que puede afectar a la hormona de producción de leche.
  • Hipoplasia mamaria. Ojo, que no hablamos solamente de pechos pequeños sino pechos con poco tejido glandular. Un pecho normal tiene tejido glandular y grasa. Los pechos pequeños normalmente tienen bien las glándulas, pero tiene poca grasa. No hay problema para el amamantamiento. Pero en los pechos pequeños sin tejido glandular sí podemos apreciar una serie de características que nos pueden dar pista: son mamas muy separadas entre sí, suelen tener forma tubular, suelen ser asimétricos y el pezón y la areola parecen muy grandes en relación al pecho.

 


  • Alteraciones hormonales sin tratar, sobre todo relacionadas con la tiroides. Cuidado con el hipotiroidismo.
  • Cirugía de mama de reducción o aumento. En el caso de aumento de pecho, depende de cómo se ha ya realizado el implante y el tiempo transcurrido. Si hay hipogalactia o no dependerá del tipo de intervención.Sin embargo, en las reducciones de pecho sí vemos con más frecuencia la existencia de hipogalactia porque se han visto afectados los nervios y los conductos. En cualquiera de estos casos, estar apoyada por un profesional cualificado en lactancia será de gran ayuda. La lactancia puede ser posible si estás bien asesorada. (La mastectomía no imposibilita la lactancia en el otro pecho)
  • Medicación: existen ciertos medicamentos que pueden reducir la producción de leche. De hecho las mujeres que no desean dar el pecho toman "las pastillas para cortar la leche" en el post-parto inmediato, que son inhibidores de la prolactina. También hay algunos anticonceptivos con estrógenos que pueden afectar a la producción de leche. Por eso no se puede tomar cualquier anticonceptivo en el post-parto.
  • Algunos trastornos alimenticios que se hayan podido dar en etapas pasadas (adolescencia) y hayan ocasionado falta de menstruación sí pueden haber hecho que el pecho no se desarrollara correctamente. Por lo demás, la alimentación no hace que tengamos ni más ni menos leche. Son todo falsas creencias.
  • Golpes fuertes, accidentes, contusiones u operaciones en la zona de las costillas pueden haber causado daños en los nervios que inervan el pecho, y por tanto obstaculizar o incluso impedir la lactancia. He tenido alguna madre con hipogalactia verdadera que nos costó mucho encontrar la causa hasta que no mencionó que practicaba en su juventud artes marciales y había tenido varios golpes muy fuertes en el costado bajo el pecho.


Aun así, y como yo siempre digo, TODO TIENE SOLUCIÓN. Con el asesoramiento y apoyo adecuado y temprano, incluso desde antes de dar a luz, siempre es posible la lactancia, aunque sea una lactancia mixta. Unas gotas de leche siempre serán mejor que ninguna.

 

Somos mamíferos. 

Lo normal es que podamos amamantar perfectamente.



Compartir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario con un mail para poder responderte, gracias.