lunes, 4 de junio de 2018

Mi bebé tiene cólicos

Me llama una mamá para pedir hora porque su bebé tiene muchos cólicos. Ha probado aerored, colikind y no sé cuántas marcas más me comenta.

Le digo que tengo hueco mañana a la tarde. Me dice que prefiere algo más tarde para que pueda venir su pareja. Estupendo, no hay problema.

Sigue hablando de sus cólicos y el bebé, y como hago muchas veces empiezo con la "ante-consulta" vía teléfono. Para las mamás su urgencia es una urgencia, es lógico, y si tengo tiempo no me importa ir investigando causas por teléfono e ir obteniendo datos, así cuando llegan a la consulta ya sé por dónde puedo ir tirando en cada caso, qué abordar primero, etc.

Pero esta vez una parte me ha chocado pues me habla de biberones todo el tiempo. Ese sexto sentido que tenemos me hace sospechar que no da pecho. Y efectivamente, pregunto y no da nada de pecho, nunca lo dio. Me relata el duro inicio en el hospital... 

Le comento que está llamando a una Consulta de Lactancia, y que si quiere relactar yo le puedo ayudar. Pero que para lo demás consulte con su pediatra. No conoce la palabra "relactar" y le explico un poco de qué va el tema.

Le explico que si quiere por supuesto que es posible, pero tiene que querer porque requiere un esfuerzo por su parte y compresión por parte de su entorno.

No se lo había planteado pues no sabía siquiera que se pudiera. Se lo pensará.

Es más que probable que no lo haga, porque el entorno nos vende las bondades de la leche artificial, las comodidades -supuestas- de la misma (digo "supuestas" pues no lo son: preparar y limpiar biberones no tiene nada de cómodo comparado con dar pecho que no hay que preparar nada ni limpiar nada).

Lamento muchísimo la situación porque esa mamá solo tenía un mes, y un mal consejo en el hospital  y una mala praxis la ha llevado a esto. Y con buen apoyo podría revertirlo, pero para ello tiene que saber que se puede y querer. Y a veces con un bebé de 1 mes no hay tiempo para informarse, ni ganas, o la sensación de fracaso es tan grande que no se quiere ni pensar en ello. Y no la juzgo. Mi crítica va al hospital que no ha sabido ayudarla.

En cuanto a los cólicos, si el bebé toma pecho es más difícil que ocurra. Pero a veces ocurre también a niños de pecho. Todas esas infusiones y medicamentos no hacen nada. Si existiera una que funcionara realmente, demostrado de forma científica, con evidencia, se recetaría por sistema a cada niño al nacer, como las vacunas del recién nacido por ejemplo. Y sin embargo no es así, según con quién hables hay una infusión o producto X. Cuanto más te alejes de tu zona, más productos te ofrecen. Suele ser la maduración del bebé lo que de verdad funciona, el paso del tiempo. Y algunas otras pautas que pueden tener relación con la alimentación de la madre en algunas ocasiones o con la deglución del bebé en otras. 

A veces una mamá dice que a ella el producto X sí le funcionó, o después de probar varios hubo uno que sí. Lo que ocurre en esos casos es que el cariño con el que tratas al bebé y el paso del tiempo han propiciado que desaparezca el problema, cosa que habría ocurrido igualmente sin tomar dicho producto.
Infusiones inútiles para los cólicos

Para aliviar los cólicos recomiendo el método LFS: contacto corporal constante con el adulto; posturas verticales para ayudar a sacar el aire de más que se toma en biberón, cuando hay mala succión, o cuando el bebé llora; paciencia; y en algunos casos puede ser necesario alguna sesión de fisioterapia u osteopatía. Cuidado con algunos pseudométodos anticólicos muy publicitados. Acudid siempre a profesionales titulados cualificados. 

Puedes leer más aquí sobre algunos de esos engañosos productos para los cólicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario