jueves, 9 de abril de 2020

Cómo sé si está tomando suficiente


Una pregunta que nos hacemos las mamás cuando empezamos a amamantar a un bebé es de qué manera saber si se está alimentando bien. La teta no es transparente ni tiene marcas con los mililitros o centímetros cúbicos que nuestro bebé toma. Y los primeros días las tomas pueden ser tan largas, aunque con pausas para dormir, que no sabemos si ha tomado o no ha tomado, ni cuánto.

Sabemos que los recién nacidos pierden peso al nacer, es una pérdida fisiológica normal y que ocurre en todos los casos, y se considera normal entre un 4 y un 7 por cien. Pero si vemos que esa pérdida es superior a 7% hay que estar atentas. A partir del día quinto ya tendría que empezar a coger.

Luego nos dan el alta, momento que suele coincidir con la subida de la leche, y estamos un poco desorientadas en casa, sobre todo si es el primer hijo.

A veces la pérdida ha sido mayor o han aparecido problemas en la estancia en el hospital y nos mandan ir a pesar al día siguiente del alta o a los dos días. Ahí el pediatra controla la subida de peso y si todo parece indicar que está bien, nos dan el alta definitiva. Ya no habrá revisión hasta la revisión de los 15 días, primera con el pediatra del centro de salud. Donde no hay que olvidar que será otra báscula y puede que no estén calibradas igual.

O tal vez salimos del hospital sin más indicaciones que acudir al centro de salud a los 15 días.

¿Qué pasa durante esos 15 días primeros?  Podemos encontrarnos y de hecho pasa a veces, con niños que no están recuperando el peso de nacimiento, o que siguen perdiendo peso o cogiendo pero muy poquito.

Siempre recomiendo la visita prenatal para saber a qué enfrentarnos y saber actuar con seguridad. Pero sí es cierto que muchas mujeres se preparan para el parto pero no para estos primeros días de dudas e incertidumbres. Si tampoco has contado con una IBCLC para la supervisión de las primeras tomas o visita post-natal, puedes guiarte por el número de deposiciones y micciones del bebé.

El peso es una de los datos más objetivos, un dato numérico y fácilmente evaluable. Pero no olvidemos que hay que tener en cuenta más factores.

Si estás haciendo un número de tomas alto, entre 10 y 15, aunque a veces no sabemos ni cuándo empieza ni cuando acaba porque parecen empalmarse unas con otras… Si no hay grietas o dolor y las caquitas y pises del bebé son como la tabla de abajo, todo va bien.  Pero recuerda, si hay dolor, heridas y grietas, es que algo no marcha. Y recuerda cuanto antes pongamos solución, más fácil será. Confía plenamente en los profesionales de la lactancia, y no lo vayas dejando. No es raro que la mamá acuda al especialista cuando ya no puede más y ha probado todas las demás opciones, y/o mejunjes varios recomendados por vete a saber quién… Mi lema es que TODO TIENE SOLUCIÓN, todo. Pero cuando hay un problema hay que buscar la solución lo antes posible porque si no tenemos un problema agrandado, que provoca un problema más, y éste otro, y así sucesivamente.

Os dejo una tabla con a micciones y deposiciones que se consideran normales en los primeros días. Recuerda, mientras no haya dolor ni heridas ni otras patologías detectadas.


 

ORINA del bebé
Al  menos:
  • El primer día un pis al menos
  • El segundo días dos pises
  • El tercer día 3 pises
  • Al cuarto, cuatro pises.
  • A partir del quinto día ya debemos notar al menos 6 pises, ya abundantes, que notemos que el pañal pesa.

El pis tiene que ser transparente. Puede que los primeros días tenga un ligero color anaranjado debido a los cristales de urato, que en los primeros días como digo es normal.
Ahora los pañales, creo que de todas las marcas ya, llevan una línea que se pone de color cuando el pañal está húmedo.

DEPOSICIONES
  • El primer día el meconio, negra y espesa, difícil de limpiar.
  • Segundo día, un poco de meconio y más tirando a verde 2 veces.
  • Tercer día verde menos oscuro, tres veces al día.
  • Cuarto día ya tirando color mostaza, tres al día,
  • Día quinto, color mostaza, en gran cantidad, tres al día mínimo. Aunque puede ser en cada toma.

Y en cuanto a las deposiciones creo que es muy importante decir que a partir del mes o mes y medio, suele disminuir la frecuencia y pueden estar varios días sin hacer caca. Es un cambio en la composición de la leche. Y es normal. Si no sabemos que es normal y nos asustamos es cuando vienen los "trucos de la abuela" que según qué zonas son unos u otros. Y todos innecesarios. No hay que provocar el esfínter del bebé, él debe solo aprender. Si le "ayudamos" a hacer caca nunca aprenderá. Su sistema es inmaduro y va aprendiendo y madurando poco a poco.



Hay una sencilla regla para recordar "la regla de los 4", (descrita por la especialista Marianne Neifert) por su sencillez: a partir del 4 día de vida 4 deposiciones al día (tamaño aprox. moneda de 2 euros) y durante las primeras 4 semanas.

Además del peso (20-30 gramos al día las primeras semanas), de la orina y deposiciones que ya hemos comentado, hay que recordar que es normal que quieran estar en brazos todo el rato. Que es normal que si le dejas en la cuna llore. Que es normal que esté el pecho divinamente y se quede dormido. Y cuando crees que está plácidamente dormido y le dejas en la cuna o cochecito se despierta llorando como si no hubiera un mañana. Eso es LO NORMAL, así que si eso ocurre es que todo va bien.


Te puede interesar:
Señales de hambre en el bebé

VOY A COMPARTIR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario con un mail para poder responderte, gracias.