domingo, 3 de octubre de 2021

¿QUÉ HAY EN MI LECHE?

Sabes que la leche materna es un fluido vivo que se adapta a cada bebé, circunstancia, lugar...

Todas las leches son de calidad, no hay leche mala, ni más aguada ni menos aguada. Al ser un tejido vivo se va adaptando, por ejemplo al principio de la lactancia es calostro, denso y lleno de proteínas. Cuando llevas unos meses o años de lactancia no se parece ya nada al calostro. Y también cambia durante la toma, al principio es más denso, está más concentrada , luego menos.

Asimismo cambia según la zona en que vivas por ejemplo. Tu leche se adapta a los patógenos a los que estás expuesta, creando anticuerpos, que no serán los mismos en tu casa que por ejemplo en tu lugar de vacaciones, y más si cambias de país o continente... Pero eso no quiere decir que haya leche de distintas calidades, no. Simplemente que el cuerpo es sabio y ajusta la leche a las necesidades del bebé en cada momento y lugar. Igual pasa con los prematuros por ejemplo, la leche de la madre de un bebé prematuro es la perfecta para su bebé.

La leche materna de cada especie se adapta exactamente para cubrir a las necesidades  y facilitar el desarrollo de su propia cría. 


Nunca dudes de la calidad de tu leche.

Desde AELAMA, asociación de la que formo parte, os ofrecemos esta infografía.


Puedes dejar un comentario aquí abajo, una reseña en este enlace y seguirme en instagram




Comparte por:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No olvides dejar un mail para poder responderte, gracias.