martes, 2 de abril de 2019

¿No pagarás por eso, no?

Hace poco me contaba una mamá en la consulta que había comentado a una conocida que había venido a mi consulta y gracias a eso había salvado su lactancia. Le comentaba que estaba contenta y feliz, que le había dado apoyo y seguridad, y que estaba muy satisfecha.

Pago la consulta
Esta conocida le respondió algo así como "¿No pagarás por eso?"

Y ella respondió: "Sí, claro, por supuesto que pago. Es un trabajo que ha realizado con profesionalidad, me ha ayudado mucho y se ha estado conmigo más de dos horas en cada ocasión. Además me hace un seguimiento 24/7. Merece la pena."

Esta es la respuesta de la mamá.


Y la conocida le dijo: "Bah, vete a la matrona, que es gratis..."

Y así se quedó la cosa.

Porque muchas veces cuando estás dando el pecho parece que tienes que estar continuamente justificándote o dando explicaciones cuando mamás que no lo dan o no lo han dado se sienten "atacadas". Atacadas no sé por qué, pues la mamá sólo comentaba que había ido a consulta. Como si cuentas que has ido al médico de cabecera o al traumatólogo... Peeeero, claro, es de lactancia, y saltan todas las alarmas...

Es un trabajo
Lo primero es que no todas las matronas (ni todos los médicos) saben ni tienen por qué saber de lactancia. No se estudia apenas en su carrera... (sí, sí, como lo oyes). Algunas sí saben y se especializan, pero  no todas.
Lo segundo, hay muchísimos prejuicios y desconocimiento. Mucha falta de actualización. Y también mucha falta de empatía para ser capaces de derivar o reconocer que algo no se sabe.

También esta semana en mis clases de pilates alguna mamá comentó que le habían contestado malamente (tra-tra!) por comentar que daba el pecho a su hijo de año y pico: que si qué asco, que si la leche no alimenta, que si ya tendrá dientes, que le estás malcriando, que le vas a crear un trauma... y todas esas cosas que se suelen oír. ¿Pero alguien ha pedido tu opinión?

Cuando tenemos un bebé todo el mundo opina. Cuando vamos a comprarnos un coche nadie se mete. ¡Cosas de la vida!

Sigue dando el pecho el tiempo que quieras, que le hace bien a tu bebé, (y a ti!!). La leche tiene más calorías según pasa el tiempo, más nutrientes, y sigue teniendo anticuerpos. La leche del brick tiene cero. Y además con el pecho os sentís a gusto los dos. Haz lo que quieras, que nadie te diga si está bien o mal.

Comparte por:

No hay comentarios:

Publicar un comentario