jueves, 14 de febrero de 2019

¿Estar o no estar (en las redes)?


Para venderse bien hay que trabajar y dedicar tiempo, mucho.

Veo a todas y todos los profesionales relacionados con mi campo que están en las RRSS todo el tiempo. Saben venderse, tienen ideas bonitas, originales, algunas incluso premiadas o valoradas ampliamente, o reconocidas incluso internacionalmente. Saben dar la cara, y encima dan bien a cámara. Y algunos y algunas hasta tienen labia y da gusto escucharlos.

Unos se imitan a otros, al final todo es copia. Pocos o pocas son los realmente originales o los pioneros. Los demás copian cambiando aquí y allá alguna cosilla. Y quien mejor lo hace más seguidores tiene.  Hoy tener seguidores en las redes es lo más… (lo digo con tono un poco irónico, pero es realmente así). Sin contar con el aporte económico que tiene  o puede tener el número de seguidores/visualizaciones, etc.

Afortunadamente no veo que sea una guerra, o al menos es una guerra limpia: cada uno a lo suyo sin meterse con el otro. Pero solo veo copias e imitaciones.

Y aquí, una, que no sabe venderse, que no tiene tiempo para dedicar a las RRSS. Y las RRSS avanzan más deprisa que yo y tengo que pedir ayuda a mis hijas para que me digan cómo subir una foto o cómo se hace un storie

Yo tengo poco tiempo libre, muy poco. Me dedico a trabajar, a estar con mamás, en silencio, sin mucha presencia en redes, sin muchos seguidores de los que hacen ruido. Pero tengo también muchos agradecimientos muy bonitos, pero muy discretos.

Tengo un libro empezado, que no encuentro tiempo de terminar. Quisiera entender más de redes y tener una idea rompedora, pero no la tengo, no se me ocurre nada que no sea una copia… Tampoco  puedo dedicarme a fotografiar mi trabajo porque la mayoría de las veces las mamás están tan a su asunto –como es lógico– y yo tan pendiente de ayudar de una forma real, que no me acuerdo de pedir fotos ni consentimientos. Y es que además no lo veo oportuno ni adecuado la mayoría de las veces. Y menos aún me veo capaz de salir yo en cámara ni en fotos ni en videos ni stories porque aquí la menda es muy muy poco fotogénica.

Luego, en mi afán de aprender de redes, para estar presente, para que no te invisibilicen, me apunto a recursos que encuentro en la red. ¿Y qué tenemos? “Llamada”  ¡¡Ah, no!! Que eso era un programa de Toñi Moreno…

Decía ¿qué tenemos? Pues nada útil y el buzón lleno, pero lleno lleno de mensajes. Algunos días hasta dos o tres mails vendiendo su producto. ¡¡Y qué bien lo hacen oye!! Pero ya aburren. Al final acabas dándote de baja de lo pesados que son. Quizá empiezan con algo gratis, algo que te haga enganchar. Y luego a pagar. Lógico por otro lado, pues nadie trabaja gratis. Sin embargo yo recibo cada semana decenas de WhatApps consultando y cuando les dices la tarifa… ni responden. ¿Es que soy yo la tonta? A veces uno se siente así.

Pero entiendo, que tanto insistir dará su fruto y seguro que si lo hacen es porque obtienen así clientes. ¿O no? ¿O lo hacen porque no obtienen clientes y es una llamada desesperada para atraer personas a su negocio de redes?

No lo sé. No sé cómo funciona. Pero no tengo tiempo para ponerme a ello. Prefiero seguir con las madres, y con sus bebés. En un trabajo mucho más tranquilo e invisible, pero quiero creer que también más reconfortante.

Y mientras, a ver si se me ocurre una buena idea… J

Ah, por cierto, tengo cuenta en instagram, facebook y twitter... aunque no me aclaro mucho. Bueno, nada... Si quieres puedes contribuir a que aprenda igual me puedes seguir... e interactuar conmigo a ver si aprendo.

Comparte por:

No hay comentarios:

Publicar un comentario