jueves, 22 de agosto de 2019

Colacta - recolector de leche (Haakaa pump)


Hoy quiero hablaros del Recolector COLACTA que estamos usando en la consulta desde hace poco, con muy buenos reultados. Me parece una ayuda interesante en casos en que las madres tienen que suplementar al bebé por alguna razón, y con Colacta es más sencilla la recogida y administración de la leche materna.

Se trata de un recolector, no es un extractor. Creo que esto debe quedar bien claro. Para extraer leche usando bombas, es mejor usar extractores eléctricos y dobles, aunque luego cada madre se apaña de un modo que para ella es perfectamente válido.

Esto es un recolector para recoger la leche que gotea del pecho.



Está fabricado en una sola pieza, de silicona, con suaves dibujos en relieve para cogerlo mejor, sobre todo si tenemos las manos húmedas con la propia leche o con agua.

He visto utensilios muy parecidos pero en varias piezas, y he de decir que este así tal cual me parece perfecto. Preferible una sola pieza, más su tapa correspondiente. Porque puedo usarlo para recoger la leche y para dársela al bebé directamente sin tener que hacer traspaso de leche de un recipiente a otro, (por ejemplo de una bolsita de congelar leche a un biberón o a una jeringa), o sin tener que enroscar tetinas, que luego hay que guardar y que hacen mal al desarrollo bucal del bebé.

El diámetro exterior del embudo es de 8 cm, y el interior de 3'5 cm. Es una buena medida para que se pueda adaptar a todos los tipos de pechos. Recordamos que no es un extractor y por tanto el embudo no es necesario que se ajuste al pezón/areola puesto que no vamos a extraer sino recoger. Basta con que haga el vacío y que el pezón quede más o menos centrado.

Observamos también, muy importante, que está libre de bisfenol A y BPS, que es de silicona de uso alimentario. Se puede usar desde 20º bajo cero a 210º, lo cual quiere decir que podemos congelar la leche en el mismo recipiente si fuera necesario y que podemos calentarlo al microondas y lavarlo en lavavajillas.

Es ligero, flexible, pequeño y discreto. Lo puedes llevar en el bolso sin problema. Tiene una tapa, que no es hermética, que evita la entrada de polvo o suciedad. Y que se puede usar como base para sujetarlo.

Antes del primer uso conviene esterilizarlo. Pero después basta con un lavado en lavavajillas o con agua y jabón no agresivo. No usar estropajos o productos químicos, cepillos, objetos puntiagudos… etc. Basta lavarlo y dejarlo secar sobre un papel absorbente.

Tiene 3 principales usos.
1.- Para recoger la leche que sacamos en la extracción manual. Puesto que los chorros salen en todas las direcciones necesitamos recipientes de boca ancha y este resulta perfecto, sobre todo porque luego podemos usarlo también para dárselo al bebé directamente.

(Para sacar leche, puedes ver la técnica aquí.*)

2.- Recolector de leche en un pecho mientras el bebé mama en el otro pecho o bien mientras hacemos extracción (a mano o con extractor). Simplemente aprovechando el reflejo de eyección y recogiendo la leche que gotea o sale a chorro del otro pecho. Pero podemos aprovechar ese reflejo y colocar el recolector haciendo el vacío sobre el pecho. Apretamos un poco (cuidado no aprietes mucho, puede hacer mucha fuerza…!!) y se hace el vacío quedándose perfectamente sujeto en el pecho. Puedes mojar un poco previamente el reborde del recolector para que se fije al pecho, pero no es imprescindible. Si el bebé da muchas pataditas o se mueve mucho igual es interesante sujetarlo un poco con la mano aunque esté adherido al pecho para que en un golpe no lo tire y se nos vaya toda la leche al suelo, que es oro blanco y  no está para tirar!
Apretar un poco y acercar al pecho

Se hace el vacío y queda sujeto


No se trata de una extracción, repito, es aprovechar el reflejo de eyección del otro pecho y la fuerza de vacío. Para extracción hay que masajear el pecho de un modo concreto.*

Cuando hayas acabado la toma o ya no salga más, simplemente aprietas un poco y se pierde el vacío. Y ya tienes un poco de leche en un recipiente perfecto para que el bebé la tome.

3.- Con el recipiente con leche puedo dárselo al bebé directamente como si fuera un biberón-cuchara o un vasito. Así no tienes que pasarlo a un biberón, ni poner una tetina enroscada, ni pasarlo a un vaso, o a una jeringa… O bien lo puedes guardar.

No todas las mujeres gotean del otro pecho, y no pasa nada siempre que el bebé esté cogiendo bien de peso y no haya problemas. Por favor, consulta con tu asesora o IBCLC para cualquier duda o para aprender las diferentes técnicas: dar la leche en vasito, en jeringa, extracción manual…

Os dejo un vídeo con las explicaciones.




Comparte por:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario con un mail para poder responderte, gracias.