martes, 3 de marzo de 2015

Seis IBCLCs españolas nos cuentan su experiencia

Desde Crianza Natural, mi amiga y colega de profesión Rosa Sorribas ha realizado una entrevista a seis IBCLC a propósito del Día Internacional de las IBCLC, que se celebra este año mañana 4 de marzo. 

Mi compañeras son Inma Mellado, Patricia López Izquierdo, Helena Herrero, Carme Gabarrell y Coro García Ormazabal.



LUISA FERNANDA SANTOS
Logopeda y Auxiliar de Pediatría
www.ibclc.es/ibclccastillayleon/luisafernanda-santos
¿Por qué te hiciste IBCLC?
Como muchas madres empecé a interesarme por el mundo de la lactancia en mi primera maternidad. Surgieron dificultades, (ahora sé que eran sencillas de resolver), pero en su día ningún profesional de mi alrededor supo o pudo ayudarme. Tuve que buscar la ayuda fuera. Ver que existían grupos de apoyo y voluntarias que de forma altruista apoyaban y ayudaban a las mujeres me sorprendió mucho. Empecé a investigar, a estudiar, a hacer cursos. Y cuando me quise dar cuenta estaba creando un grupo de apoyo en mi ciudad y asesorando a madres. Con el paso de los años me fui “profesionalizando” hasta llegar a ser IBCLC.
¿Te costó mucho?
¡¡Uf, ya lo creo!! Tuve muchas zancadillas en el camino. Me sentí preparada para serlo en 2011, pero por motivos de salud no pude presentarme. Lo fui a intentar en 2012 pero ese año se endurecieron los requisitos: ahora ya sólo podían optar a examen los profesionales sanitarios. Así que lejos de rendirme, continué formándome para cumplir los requisitos exigidos. Tuve que estudiar duro. Y por fin en 2013 me examiné. Fue agotador y penoso porque además ese año fallecieron mis padres con poca distancia entre ellos.
¿Ha cambiado mucho tu vida?
Soy la misma persona. Aunque creo que he aprendido a ser más paciente. Si ha habido algún cambio es que ahora puedo dedicarme de forma profesional a la Lactancia materna, algo que me encanta.
¿Qué es lo que más te gusta de ser IBCLC?
El contacto directo con las madres, y sus bebés. Es enriquecedor. De cada madre-bebé aprendo algo. Y sobre todo comprobar cómo entran a la consulta, generalmente apagadas, tristes, con dolor, con dudas… pero ver la alegría y la paz con la que salen. Y la felicidad que me dan cuando semanas, meses, o incluso años después me cuentan lo bien que las fue o me dan las gracias o me envían la foto del bebé, o un regalo...
¿Qué área de la lactancia es la que más te gusta?
El tema de la anquiloglosia me tiene fascinada. Probablemente sea lo que más me gusta y en lo que más horas invierto. Y el estudio de las mastalgias. ¡¡Cuánto más estudio parece que menos sé!! Pero el inicio y establecimiento de la lactancia en los primeros días, la incorporación al trabajo de la madre y la introducción de los sólidos en la alimentación del bebé también son muy frecuentes. La docencia me gusta, es reconfortante. Transmitir conocimientos a otros puede redundar en un gran beneficio para los futuros bebés.
¿Colaboras con algún grupo de lactancia? En caso afirmativo ¿te es difícil cuando estás en el grupo convertirte en otra madre más?
Durante años fui asesora en Lactaranda, grupo que fundé y del que fui su presidenta. Cuando me convertí en IBCLC al principio continué yendo al grupo como voluntaria, pero era difícil separar ambas funciones. En la actualidad sólo atiendo en la consulta y si Lactaranda necesita mis servicios es como profesional.
Cuéntanos algún caso complicado que hayas tratado
Tuve un caso de una mujer mastectomizada. No tuvo problemas con la lactancia pero hubo que hacer mucho apoyo psicológico. Recuerdo un bebé que no hubo manera de que se enganchara al pecho, y la madre tuvo que hacer lactancia diferida. A día de hoy aún no sabemos la causa. Fue algo extraño y desde luego descorazonador. Cuando más sufro es cuando ofrezco ayuda para destetar, sobre todo si se trata de bebés pequeños y objetivamente no hay causa que lo justifique. Pero también estoy para ayudar a las madres en ese trance, si lo piden, yo no puedo juzgarlas. Es duro cuando es por causas médicas. Y recuerdo con cariño un caso de adopción. Fue muy bonito, aunque la bebé venía con 8 meses y no fue fácil. Creo que lo más complicado es no llevarme los casos a casa, desconectar.
¿Algo que hayas aprendido por ser IBCLC que te haya sorprendido?
Me sorprendo casi a diario. Lo que más me sorprende quizá sea la madurez que da el paso del tiempo y que nunca se deja de aprender. Intento aprender de cada caso y ser algo mejor cada día. Aunque también hay momentos de "bajón".
¿Qué mensaje le darías a una embarazada primeriza?
Que busque información y apoyo, son las claves del éxito. Pero Información veraz, no en cualquier revista. Que acuda a un grupo de apoyo o haga una preparación a la lactancia con una especialista. O ambas cosas.



Enlace a la entrada original y las entrevistas completas:

http://www.crianzanatural.com/art/art254.html
Comparte por:

No hay comentarios:

Publicar un comentario